AMDPress.- Durante este año, el grupo belga Ter Beke, especializado en la producción de platos preparados y charcutería y líder en el mercado de lasaña refrigerada, invertirá más de 15 millones de euros en diversos proyectos y espera alcanzar una facturación bruta de más de 200 millones de euros en 2004.

Entre los destinos de su inversión destaca su nueva fábrica en Alby-sur-Chéran (Francia), donde la primera parte del plan inversor quedará finalizada a final de año. Con esta planta, Ter Beke potenciará su presencia en Francia, donde en otra de sus fábricas, la de Marche-en-Famenne, se está construyendo un centro de I D para el desarrollo de platos preparados y patés que se espera poner en funcionamiento durante este año.

Por otra parte, según la compañía, la última fase del plan de inversión que comenzó el año pasado en la fábrica de lasaña fresca de Wanze (Huy) estará completamente terminada en otoño de este año, y en las fábricas de charcutería se están llevando a cabo proyectos de renovación y automatización de las líneas de producción.