Aral Digital.- Tutti Pasta, empresa fabricante de los productos Ricci Pasta, ha obtenido esta semana el certificado IFS “Nivel Alto” (International Food Standard – Higher level), uno de los títulos más importantes en materia de seguridad alimentaria en Europa.

El certificado, extendido por AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación), representa un paso más en el compromiso de esta empresa navarra por lograr la excelencia en la elaboración de sus productos.

El objetivo de la norma IFS es garantizar la seguridad alimentaria de los productos que llegan al consumidor, controlando el nivel de calidad de los fabricantes en lo que se refiere a instalaciones y procesos de fabricación. Se trata de una norma muy exigente, que constata el alto nivel de profesionalización de las empresas que obtienen la certificación.

El certificado IFS fue creado en 2002 en Alemania por la Unión Federal de la Asociación del Comercio alemán (BDH) con el objetivo de crear una referencia común en materia de seguridad alimentaria. Un año más tarde se unieron a este proyecto los distribuidores franceses asociados en la Federación del Comercio y la Distribución francés (FDC). Otros países como Austria, Bélgica, Holanda, Polonia e Italia están apostando claramente por este modelo.