Aral Digital.- La multinacional anglo-holandesa Unilever ha ampliado sus plantas de producción dedicadas a los productos de cuidado personal y a los helados en Indonesia. La compañía ha invertido 90 millones de euros en estas plantas de última generación para dar respuesta al crecimiento de la demanda de estas dos categorías en el país indonesio y en otras regiones de Asia y África.

Estas novedades vienen a complementar los activos adicionales que ya está construyendo Unilever en las secciones de cuidado para el hogar y de alimentación en Indonesia y que permitirá ofrecer una mayor y mejor innovación a los consumidores, según explica el fabricante.

Esta inversión forma parte de la partida de 550 millones de euros dedicada por la multinacional a un programa de tres años para Indonesia con el fin de mantener su posición de liderazgo y de desarrollar sus negocios en los mercados emergentes, permitiendo un crecimiento sostenible y rentable, manifiestan fuentes de la organización.

Pier Luigi Sigismondi, director de la Cadena de Suministro de la compañía, apunta que “Unilever, como fabricante de bienes de consumo en los países emergentes, tiene un doble objetivo: duplicar el tamaño del negocio y reducir el impacto medioambiental. Estas nuevas fábricas nos ayudarán a seguir creciendo en Indonesia, un mercado importante en el que tenemos un potente posicionamiento de nuestro portfolio, tal y como sucede en toda la región del Sudeste Asiático”.

“Estos negocios contribuyen significativamente al 54% que Unilever genera actualmente en los mercados emergentes, una cifra que esperamos aumentar sustancialmente en los próximos diez años. Estamos entusiasmados con las enormes posibilidades que ofrecen estos mercados y, sin duda, las inversiones seguirán”, concluye Sigismondi.