Aral Digital.- La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), ante el anuncio emitido por las principales empresas de alimentación y de distribución comercial de subir los precios de los alimentos básicos como pan, pasta, leche, derivados lácteos, carnes y otros productos agroalimentarios, han manifestado ante la opinión pública y sobre todo a los consumidores que la situación del mercado no justifica la brutal subida de precios y el abuso de los márgenes comerciales.

Como señala UPA, la mayoría de esas materias primas son aportadas por los agricultores y ganaderos y no sólo no han subido sus precios, sino que en la mayor parte de los casos, los agricultores están percibiendo por sus productos precios inferiores a los del pasado año.

Por su parte, los ganaderos soportan una crisis económica que les ha ocasionado en un año pérdidas por valor de 1.500 millones de euros, debido a sus mayores costes de producción y a que están percibiendo precios de ruina por sus productos.

La organización exige al Gobierno que intervenga de forma urgente ante la Comisión Nacional de la Competencia y pide a los consumidores el boicot a las empresas que están aplicando subidas escandalosas a los alimentos de primera necesidad.

Asimismo, UPA denuncia, sobre todo, la falta de responsabilidad y decencia de ciertos responsables de empresas cárnicas al anunciar subidas inmediatas en los precios de la carne. En relación a este sector, UPA considera necesario explicar que dichas empresas se dedican básicamente a la compra de animales a los ganaderos, a su sacrificio posterior y a la venta de los mismos a la distribución.