Aral Digital.- El Juzgado de Primera Instancia número 2 de Huesca ha dictado un auto por el que se aprueba la oferta de compra presentada por la empresa griega Vivartia sobre la compañía Mildred. El importe total que pagará la multinacional Vivartia por las instalaciones y la maquinaria de la repostera oscense asciende a 8.150.000 euros.

Con esta resolución judicial se pone punto y final a la subasta de activos de Mildred que había previsto celebrarse. El auto fija un plazo de 45 días para hacer efectiva la adquisición, siempre y cuando la administración concursal de Mildred y Vivartia no lleguen a un acuerdo distinto.

“La adjudicación de Mildred a Vivartia es una excelente noticia que supone el primer paso para su reapertura y para que se pueda reanudar en las instalaciones de Huesca la actividad industrial”, ha indicado Arturo Aliaga, consejero de Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Aragón.

Esta adjudicación culmina un proceso iniciado en 2006 cuando el consejero de Industria contactó con directivos del Grupo Chipita, una de las empresas que actualmente conforman el holding agroalimentario Vivartia. En la última fase, tras mes y medio de intensas negociaciones y con la colaboración de los administradores concursales, Vivartia presentó una oferta en firme para paralizar la subasta sobre Mildred, que posiblemente hubiera supuesto la fragmentación de la unidad productiva, imposibilitando su reapertura.

El consejero de Industria ha indicado que la oferta presentada por Vivartia “es sólida y contempla el mantenimiento de la actividad productiva y logística en las instalaciones de la empresa Mildred en Huesca”.