Agua de Cuevas cambia de imagen y se viste a partir de ahora con un estilo más moderno y depurado, de líneas más claras. Desde este mismo mes de noviembre, los envases de 1,5 y 0,5 litros llegarán al mercado luciendo esta nueva etiqueta de aspecto más fresco y atractivo.

Agua de Cuevas forma parte del portafolio de aguas minerales naturales de la Corporación Hijos de Rivera. Esta agua asturiana, que nace en el Manantial de Felechosa, en Puerto de San Isidro, se envasa a 800 metros de altitud. Su bajo contenido en sodio la hace idónea para hidratar y cuidar la salud, además es ideal para la preparación de alimentos infantiles.

La marca envasó el pasado año 2018 un total de 43,8 millones de litros de agua mineral, alcanzando una facturación de 7,8 millones de euros, un 12% más que en ejercicios anteriores. En la planta envasadora trabajan un total de 16 personas.