Bodegas Ramón Bilbao ha remodelado sus instalaciones en Haro, La Rioja, su edificio más antiguo para el que han rescatado la ambientación original de 1924. La compañía, que celebra su 90º aniversario, ha realizado las obras de restauración en el conjunto de edificios de las bodegas, que se encuentra ubicado en una parcela de más de 7.000 m2, a las afueras de Haro.

Las fachadas de piedra, el suelo cerámico antiguo y las vigas de madera se convierten en los verdaderos protagonistas de un espacio en el que la producción de los caldos se integra con las nuevas salas de cata. Además, se han mantenido seis tinos de madera originales del año de fundación. Un mirador que contempla el botellero y la pequeña sala de barricas completan la restauración de las bodegas Ramón Bilbao.

Aunque Bodegas Ramón Bilbao S.A. fue fundada oficialmente en 1924, ya en el siglo anterior allá por 1886, Don Ramón Bilbao Murga comercializaba los vinos Ramón Bilbao y Viña Turzaballa en su bodega ubicada en la calle de Las Cuevas, en el corazón de Haro. En 1972, la Bodega deja de ser una empresa familiar y pasa a ser propiedad de Los Lecanda. Comienza entonces una expansión de la marca con la construcción de nuevas instalaciones en la carretera de Santo Domingo, Haro, que continúan siendo la ubicación actual.

La Bodega se concentra en la elaboración de vinos de crianza y se consolida como referencia de calidad en la zona de La Rioja, que a su vez vive un momento de expansión y donde aparecen multitud de nuevas bodegas a raíz de la apertura económica y empresarial que vive España en esa época.

La empresa familiar Diego Zamora, uno de los mayores grupos de bebidas del país, adquiere las Bodegas en 1999 e inicia un nuevo programa de modernización y adecuación de las instalaciones, una nueva etapa de expansión de la distribución y gran impulso de la marca al nivel del consumidor. Además, se refuerza la oferta con una gama de vinos más actualizados.