Bodegas Viore ha inaugurado sus nuevas instalaciones en la localidad vallisoletana de Rueda, en la que se han invertido más de cuatro millones de euros. La bodega se alza sobre una parcela de dos hectáreas de superficie en el extrarradio de Rueda y sus 2.500 m2 edificados cuentan con modernos equipamientos para la elaboración de uva, fundamentalmente de la variedad verdejo, con el objetivo de producir unas 700.000 botellas de vinos blancos. Las instalaciones se han adecuado igualmente para convertirse en un referente enoturístico de la zona.

La inauguración de esta nueva bodega, representa un importante paso del centenario Grupo Bodegas Riojanas para consolidar la apuesta por estar presentes en las principales denominaciones de origen españolas y particularmente en la Comunidad de Castilla León, donde ya cuenta con Bodegas Torreduero en la D.O. Toro desde hace más de quince años.

Además, como ha destacado el presidente de Bodegas Riojanas, Luis Zapatero, "la evolución muy positiva de las ventas de vinos blancos Viore (D.O. Rueda) y Veiga Naúm (D.O. Rías Baixas), ha sido determinante para la construcción de la nueva bodega en Rueda y la entrada en el capital social de la bodega de Rías Baixas, inversiones estratégicas que se han convertido en una de las claves de futuro del Grupo, como complemento a su tradicional especialización en los vinos tintos criados en barrica". El lanzamiento de la marca Viore con la cosecha 2007 marcó el inicio de su presencia en la D.O. Rueda, denominación que ha tenido una importante expansión en los últimos años.

Santiago Frías, consejero delegado de Bodegas Viore, ha explicado que esta marca significa "el gusto por la alegría de vivir" y pretende "transmitir la imagen de un producto fresco, dinámico y divertido, un estilo de vinos elaborados para una nueva generación de consumidores amantes de la vida, los viajes, el deporte, la cultura, la música y la naturaleza, una generación que se incorpora a la cultura del vino en busca de nuevas experiencias".