Incapto Coffee ha lanzado al mercado un nuevo sistema integral de café con el que pretende plantar cara a los sistemas de cápsulas. Así, su objetivo es eliminar las cápsulas como residuos, recuperar el sabor del café recién molido, y reducir el coste unitario del café, al tiempo que ofrece un sistema sencillo de utilizar.

La compañía ha sido fundada a principios de este 2020 en Barcelona por tres emprendedores: Francesc Font y Joaquim Mach, con trayectoria en el mundo startup tecnológico y socios del company builder DNG; y Beatriz Mesas, que es Q-Grader o catadora profesional y segunda generación de una empresa de cafés especializada en hostelería y con sede en Alcover, donde también se ubica la fábrica de torrefacción de Incapto.

De esta forma, la empresa ha arrancado con una inversión inicial de 500.000 euros, aportados por los tres socios, el Company builder DNG, así como por business angels. Y es que Incapto Coffee se dirige al mercado de particulares y de empresas, y prevé facturar 1,5 millones de euros en España el primer año y saltar en 2021 hacia países como Francia, Portugal o Italia, con el objetivo de llegar a una facturación de 8 millones de euros.

Hay que destacar que el modelo de negocio de Incapto abarca desde la cafetera superautomática, un modelo propio, de diseño y compacto; y un sistema de suscripción de café en grano mensual, personalizable entre 12 variedades disponibles de café de diferentes países y de especialidad. La cafetera llega al mercado a precio de coste, 249 euros, y la suscripción mínima es de 500 gramos al mes, equivalente a unas 70 tazas.