PepsiCo y Orangina Schweppes han llegado en España a un acuerdo para la distribución en el canal de hostelería, que tendrá como objetivo el crecimiento sostenible a largo plazo de ambas compañías en este canal. España pasará a engrosar la lista de países como Francia, Japón, Vietnam, Nueva Zelanda y Polonia, entre otros, donde ambas compañías cuentan ya con acuerdos comerciales.

De este modo, las dos empresas, con un portafolio complementario, mejorarán su posicionamiento en hostelería al mismo tiempo que reforzarán la calidad del servicio a sus clientes y la oferta de productos para sus consumidores. Como consecuencia de este acuerdo, PepsiCo concederá a Orangina Schweppes los derechos exclusivos de distribución de sus productos de bebidas en el canal de hostelería español, exceptuando Canarias y Baleares.

Asimismo, Orangina Schweppes y PepsiCo trabajarán estrechamente para conseguir, con el conocimiento y experiencia de ambos equipos, una nueva unidad de negocio fortalecida cuya gestión corresponderá a Orangina Schweppes, mientras que PepsiCo continuará gestionando sus marcas.

Según Xavier Orriols, presidente de PepsiCo, "Este acuerdo nos permitirá crear una operación de primera clase con la escala necesaria para incrementar nuestra presencia en este canal e impulsar el crecimiento". A raíz de este acuerdo de colaboración, PepsiCo y Orangina Schweppes trabajarán en un proceso conjunto para su implementación.

Según Ignacio Silva, consejero delegado de Orangina Schweppes, "Nuestra máxima será la correcta integración de ambas unidades de negocio en el canal de hostelería, y trabajaremos de forma conjunta, para que esta integración sea la más exitosa para empleados, distribuidores y clientes". Este acuerdo no afectará al resto de canales, donde las compañías mantendrán la distribución independiente, ni tampoco a los centros productivos y otras áreas de negocio.