Aldi inaugura su noveno supermercado en la ciudad de Barcelona, en el número 691-695 de la Gran Vía, cerca de la Plaza de Tetuán y anuncia que abrirá en los próximos meses un nuevo establecimiento en el carrer Tallers, 74. Con estas dos aperturas, la compañía habrá pasado de cinco tiendas en la capital catalana a finales de 2019 a duplicar la cifra en poco más de un año y medio.

Jordi Filiberto: “Estamos apostando por ampliar nuestra presencia en centros urbanos”

“En los últimos meses estamos apostando por ampliar nuestra presencia en centros urbanos de grandes ciudades porque queremos estar cada vez más cerca de nuestros clientes para poder ofrecerles el mejor servicio al mejor precio. En los próximos meses sumaremos un total de diez tiendas en la ciudad de Barcelona, el doble que en 2019, y el objetivo es poder seguir creciendo en la capital en el corto plazo”, ha explicado Jordi Filiberto, responsable de Expansión de Aldi.

El nuevo establecimiento abierto cuenta con una superficie comercial de 1.100 metros cuadrados y una plantilla de 18 colaboradores. Con un horario comercial de lunes a sábado de 9:00h a 21:00h, los clientes podrán encontrar en este nuevo supermercado cerca de 2.000 productos, un 86% de ellos de marca propia, con todo lo necesario para realizar una compra completa, siempre con un fuerte compromiso con la calidad.

En el marco del compromiso de Aldi por la eficiencia energética y el respeto por el medioambiente, la nueva tienda cuenta con iluminación LED y ha sido equipada con domótica, hecho que evita pérdidas de género por averías y mejora el funcionamiento de la climatización y el alumbrado. El nuevo establecimiento también apuesta por el dióxido de carbono como refrigerante, una alternativa más sostenible y eficiente que otras opciones disponibles en el mercado.

Proveedores de proximidad

Durante el año pasado, Aldi contrató a más de 1.000 nuevos colaboradores en toda España, un 21% de ellos en Cataluña y Baleares, y durante este primer semestre de 2021, ya ha anunciado que tiene previsto incorporar un total de 100 puestos de trabajo en la región.

La cadena de supermercados también ha destacado que apuesta por proveedores de proximidad para abastecer sus tiendas. De hecho, el 80% del surtido de Aldi está formado por productos elaborados y cultivados en territorio nacional, que provienen de más de 400 proveedores, un 26% de ellos de Cataluña.