ARAL Digital.- Covirán celebró el 17 de junio su Asamblea General Ordinaria donde se designó el nuevo Consejo Rector y se aprobaron las cuentas de 2011. La Cooperativa granadina inicia de esta forma una nueva etapa en la que Luis Osuna se convierte en consejero delegado de la compañía y primer ejecutivo de la misma, mientras que Antonio Robles, presidente de Covirán desde 1975, pasará a ocupar el cargo de presidente de honor, siendo José María Urbano, el actual vicepresidente, quien ostente la presidencia.

Antonio Robles, fue el encargado de dar a conocer a los socios presentes una decisión meditada, que asegura un relevo generacional planificado, con el que se garantiza la estabilidad social de la cooperativa. Realizó un emotivo discurso agradeciendo a los socios la confianza que ha recibido a lo largo de su trayectoria y a Covirán, por todo lo que le ha brindado.

Por su parte, el ahora consejero delegado Luis Osuna, expuso en la Asamblea los datos económicos de la compañía, así como los proyectos presentes y futuros y destacó el crecimiento experimentado en un año que ha continuado marcado por la crisis económica y quiso poner de manifiesto que la cooperativa se ha convertido en la primera enseña a nivel nacional dentro del sector de la distribución que inicia un proceso de internacionalización, con su proyecto en territorio luso.

Durante la reunión que el Consejo celebró con posterioridad a la Asamblea, José María Urbano Pérez fue designado nuevo presidente del Consejo Rector. Urbano, fue nombrado vicepresidente en junio de 2010. Forma parte de la cooperativa como socio desde 1989, y es miembro de su Consejo desde el año 95.

En 2011 el número de socios de Covirán aumentó por encima del 5%, hasta llegar a los 2.352. Con un total de 2.868 supermercados, la compañía se posiciona como segunda en el ranking nacional de la distribución por número de establecimientos. El volumen de negocio del grupo se cerró en 550 millones de euros, cifra que supone un crecimiento del 5% respecto al ejercicio anterior. Los beneficios antes de impuestos, con 939.803 euros y un Cash Flow de 4,7 millones de euros, dan como resultado un EBITDA que asciende a los 5,2 millones de euros. Por su parte, las ventas de supermercados han alcanzado la cifra de 1.000 millones de euros. De cara a 2012 espera incrementar su volumen de negocio de un 10%.