DIA ha cerrado el ejercicio 2012 cumpliendo los objetivos que se marcó al principio de año, tal como ha señalado hoy en rueda de prensa Ricardo Currás, consejero delegado de la compañía. Sus ventas brutas bajo enseña han crecido un 6,7%, a tasa constante, hasta los 11.679 millones de euros, gracias al tirón del negocio en Iberia y en países emergentes como Brasil y Argentina. En España, mientras tanto, a pesar del contexto económico complicado, la facturación alcanzó durante el pasado año los 4.920 millones de euros, lo que representa una mejora del 5,4%, “gracias al buen funcionamiento de todos los formatos”, tal como ha señalado Currás. En concreto, DIA ha abierto en nuestro país un total de 98 tiendas en 2012 y reforzado el concepto de proximidad gracias al formato DIA Fresh, con el que ha sumado 18 establecimientos, y la adquisición de Schlecker. DIA prevé que el proceso de integración de la cadena de droguerías y perfumerías Schlecker esté concluido el próximo 15 de marzo, tal como señaló Currás, que indicó además que el deseo de la compañía es que “Schlecker sea algo diferente a lo que es DIA y que nos complemente”. En cuanto al modelo comercial, el objetivo es ir transformando la enseña en sucesivas fases, “siempre respetando a Schlecker”. “En un futuro cambiaremos el nombre de la enseña, aunque no está decidida la denominación definitiva”, según aclaró Curras, para quién el objetivo es “convertir la marca en el mejor especialista en belleza y salud”. Para ello, la compañía apostará por mejorar la competitividad de la enseña bajando precios, a través de la tarjeta de fidelización, mejorando el surtido y con una nueva marca propia que se lanzará en los próximos dos años. “La marca propia en Schlecker estaba poco presente, alcanzando entre el 14 y 18% de las ventas, y nuestro objetivo es situarla a medio plazo entre el 20 y 30%”. El nuevo modelo comercial de Schlecker comenzará a ser definido por DIA a finales de 2013 y ese proceso de prueba se prolongará durante 2014, según adelantó Currás. En estos momentos el 41,8% de la red de tiendas DIA es franquiciada y al cierre del pasado ejercicio se ha situado en los 6.914 establecimientos. Cifra que alcanza las 8.000 tiendas si se incluyen las adquiridas a Schlecker. Durante el pasado año cerca del 60% de la inversión en expansión fue destinada a España y Brasil. Currás explicó igualmente que el beneficio neto ajustado se ha situado en los 190 millones de euros, con un incremento del 19,3% con respecto a 2011, gracias a la buena marcha del negocio. El EBITDA ajustado creció un 9,4% a tasa constante hasta los 609,5 millones de euros, el EBIT ajustado, por su parte, se ha situado en los 330,5 millones de euros con una subida del 14,3%. El consejo de administración de DIA propondrá en la próxima Junta General de Accionistas el reparto de un dividendo de 0,13 euros brutos por acción, lo que representa un incremento del 18%. Además, la compañía propondrá igualmente la amortización del 4,16% del capital en autocartera. Sobre los retos para 2013, Ricardo Currás indicó “creemos que seremos capaces de resolver las dificultades concentrando el esfuerzo inversor en nuestras regiones de mayor crecimiento. Las prioridades de DIA para el próximo ejercicio serán la aceleración en el ritmo de aperturas en Brasil y reforzar el perfil de proximidad en España con nuevos formatos complementarios”. España, Portugal, Brasil y Argentina son los “mercados prioritarios para el grupo”, aunque se acelerará el crecimiento en Shanghai (China), mientras por el contrario no habrá un número significativo de aperturas en Francia. El consejero delegado del grupo señaló que no descarta una salida de la firma en Turquía, donde 2012 ha sido “un año complicado”. Durante la presentación de resultados Currás ha indicado, además, que en 2013 seguirán con el proyecto en pruebas de la tienda online, que actualmente cuenta con un único supermercado en la zona norte de Madrid ofreciendo el servicio. En este tema la compañía quieren ir despacio para no frustrar las expectativas de los clientes, por lo que en 2013 seleccionarán un número reducido de nuevas tiendas para implantar este tipo de compra. En el capítulo de inversiones, para este año DIA mantiene su plan fijado en 350 millones de euros. Y para el periodo 2013-2015, la compañía espera mantener un crecimiento del beneficio por acción (BPA ajustado) de dos dígitos.