Eroski ha finalizado el primer semestre del presente ejercicio con una mejora de sus resultados operativos que alcanzan los 30 millones de euros, un 73,4% más respecto a los 17,3 millones obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior. Sin embargo, a pesar de haber conseguido incrementar notablemente el resultado operativo, la facturación continúa viéndose afectada por la desfavorable coyuntura macroeconómica, con un descenso del 5,6% con respecto al primer semestre del ejercicio anterior, hasta alcanzar los 3.292 millones de euros. Este descenso en la facturación se agudiza en las secciones no alimentarias de los hipermercados. Sin embargo, dicha bajada se ha compensado en su totalidad con el ajuste de los gastos internos. Todo ello ha hecho posible una disminución del gasto operativo total de 72 millones de euros, lo que representa una mejora del 8% respecto al año anterior.

Destacan, durante este primer semestre, los resultados alcanzados por la implantación del nuevo modelo de tienda "contigo", que comienza a extender progresivamente a toda su red comercial de hipermercados y supermercados con mejoras del 8,78% en las ventas de los supermercados ya transformados y del 10% en las secciones de frescos de los nuevos hipermercados. En cuanto a las visitas de clientes a las tiendas ya transformadas, éstas se incrementan en torno a un 9%. También ha contribuido a la mejora del beneficio operativo, la apuesta por la apertura de tiendas franquiciadas, que en los primeros seis meses del ejercicio ascienden a 21 inauguraciones que han generado 132 nuevos empleos y ha contado con una inversión de 5 millones de euros. La cooperativa prevé duplicar el número de aperturas en la segunda parte de 2013 hasta alcanzar 60 nuevos supermercados franquiciados en el balance total del ejercicio.