ARAL Digital.- La Comisión Nacional de Energía (CNE) recomienda la instalación de nuevas estaciones de servicio en hipermercados, centros comerciales y autopistas, con el objetivo de mejorar la competencia y abaratar así el precio de las gasolinas y gasóleos de automoción. Son conclusiones se recogen en un informe, junto a un documento similar dado a conocer por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), y responden a la petición formulada en agosto por el Ministerio de Industria para determinar por qué los carburantes de automoción son más caros en España que en Europa. La CNE encuentra dos respuestas principales para esta cuestión: las dificultades administrativas para abrir nuevas gasolineras y las recomendaciones de precios por parte de los operadores.

En el primer punto, el informe apunta que las cuestiones administrativas "se constituyen como una barrera de entrada en este sector que retrasa y paraliza nuevas inversiones que podrían dinamizar el sector de la distribución de carburantes". Y en cuanto a la segunda, señala que las gasolineras independientes venden los carburantes, de media, entre 1,4 y 1,7 céntimos de euro más baratos, lo que indica que los operadores participan "de forma directa sobre la determinación de los precios finales en los puntos de venta de su red de distribución".

La Comisión compara los precios de venta en España y Francia, considerado el país más competitivo, para concluir que "España arroja unos precios antes de impuestos de los carburantes superiores a los observados en Francia", unas diferencias que "se amplían" en el verano y en las vacaciones navideñas, en especial en las gasolinas.

La Comisión recuerda que las gasolineras ubicadas en centros comerciales españolas venden el 9 % de los carburantes, una cuota que se sitúa muy lejos del 60 % de Francia. Señala que en Francia la fuerte presencia de gasolineras en centros comerciales ha motivado "estrategias competitivas" que han abaratado los precios. Por ello, apunta al "gran potencial que existe todavía en la implantación de estaciones de servicios en centros comerciales en España" e indica que, si se avanza en este sentido, se "favorecería una dilución de la concentración de mercado".

La CNE ha avanzado que en el plazo de seis meses elaborará un informe "sobre aquellos aspectos regulatorios que retrasan o encarecen innecesariamente el proceso de apertura de nuevas instalaciones" en hipermercados y supermercados. Además, la CNE también aborda la situación de las autopistas, donde "las fórmulas de asignación de las concesiones han dado lugar a una concentración de mercado muy elevada, con tramos en los que un operador controla todas las estaciones de servicio de la ruta".