ARAL Digital.- La Sirena ha finalizado la operación de fortalecimiento de su situación financiera para avanzar con su plan de expansión y de apertura de nuevas tiendas. Un sindicato de bancos compuesto por Banesto, BBVA, BES, Natixis y Rabobank ha llegado a un acuerdo con La Sirena para aportar 6,5 millones de euros adicionales, así como reducir los compromisos de repago de deuda de los próximos años. De este modo, los bancos demuestran un claro apoyo y compromiso con el modelo de negocio de la compañía y su plan de actividad comercial y de expansión.

Este fortalecimiento de la tesorería de La Sirena se une al acuerdo alcanzado el pasado mes de abril con el fondo de capital riesgo 3i para la capitalización de un crédito participativo, lo que ha permitido reducir en un 40% la deuda de la compañía, mejorando claramente los fondos propios y el balance, así como presentar beneficios netos en el ejercicio cerrado a abril de 2012. La eliminación de intereses del préstamo participativo, la nueva línea de crédito y la mayor flexibilidad en el calendario de pagos de deuda durante los próximos tres años, permitirá a la compañía seguir con su plan de expansión, reforzado con la entrada de 3i en el capital de la compañía en enero de 2006, y que ha supuesto en estos años un significativo incremento del número de tiendas totales (pasando de 165 a 242) así como de la notoriedad de la marca y de su cuota de mercado.

Para Francesc Casabella, director general de La Sirena, “dada la situación económica actual, contar con la confianza de los bancos no sólo es crucial, sino que indica una vez más la solidez y proyección de nuestro proyecto. Eso nos llena de satisfacción y nos obliga a seguir apostando firmemente por nuestros valores. Hay que seguir enfocados más que nunca a ser eficientes para poder dar precios competitivos a nuestros clientes, ofreciendo la calidad de siempre de La Sirena y nuestra amplia variedad de producto”.