Lidl continúa con su plan de expansión y para el mes de junio prevé la apertura de un total de seis nuevas tiendas, cuya puesta en marcha ha supuesto una inversión de 25 millones de euros y la creación de 100 nuevos empleos para contar con una plantilla conjunta de 200 personas.

En concreto, los nuevos establecimientos de Lidl están ubicados en Mahón (Menorca), Madrid, Roda de Barà (Tarragona), Palafrugell (Gerona), Oliva (Valencia) y Los Alcázares (Murcia). Los establecimientos de Madrid y Oliva corresponden a nuevas aperturas que se suman a la red de tiendas de Lidl en España, mientras que los de Roda de Barà y Los Alcázares han sido reconstruidos de forma integral para mejorar su servicio y los de Mahón y Palafrugell sustituyen a tiendas ubicadas a pocos metros de la nueva ubicación.

Además, desde la compañía destacan que estos nuevos puntos de venta disponen de salas de ventas en torno a 1.000 y 1.500 metros cuadrados, y han sido construidos bajo los criterios de eficiencia energética y sostenibilidad medioambiental que Lidl incorpora para sus nuevas aperturas.