La asociación de empresas del gran consumo AECOC busca poner freno a un problema que le preocupa: el desperdicio alimentario. Por ello, en el marco de su proyecto "La alimentación no tiene desperdicio"convoca a los consumidores de todo el país a aportar sus ideas.

El objetivo de esta iniciativa es buscar ideas prácticas e innovadoras que sirvan a las empresas del sector para proponer métodos de consumo, conservación y reutilización de sus productos que ayuden a evitar el desperdicio en el hogar. Y es que actualmente, los hogares españoles tiran 2,9 millones de toneladas de alimentos al año.

La idea ganadora se elegirá entre los asistentes al IV Punto de Encuentro contra el Desperdicio Alimentario de AECOC/Save Food, que en esta ocasión adquiere relevancia internacional al celebrarse de manera conjunta con la FAO, las Naciones Unidas, la Feria de Dusseldorf y el Club de Exportadores e Inversores.

La persona ganadora podrá disfrutar de "la compra de un año" gracias a la colaboración de destacadas empresas de la industria y la distribución del gran consumo. En la pasada edición, Susana Sastre fue la ganadora del concurso de ideas con una propuesta que consistía en incluir recetas de reaprovechamiento en los tickets de compra de alimentos para dar una salida a los excedentes de la comida que compramos.