Aecoc ha celebrado este lunes la jornada ‘Perspectivas en Gran Consumo 2021’, en la que se han analizado los datos de cierre del año para el sector y el escenario que se espera para el próximo. En su presentación, la directora general de Nielsen para España y Portugal, Patricia Damiel, ha adelantado que el 2021 será, de nuevo, un año atípico y condicionado por la evolución de la pandemia. “Siempre y cuando la situación sanitaria esté controlada a mitad de 2021, estimamos un ejercicio estable, prácticamente plano para el conjunto del Gran Consumo”.

Ante este escenario de control de la pandemia en el primer semestre del año, el Gran Consumo se mantendría respecto a un 2020 “excepcional, en el que prácticamente se han triplicado las tasas de crecimiento de un sector tradicionalmente poco elástico”, ha apuntado Damiel. 

Las bebidas registraron una caída del 42% en su volumen de ventas a causa de las medidas de restricción que afectaron a bares y restaurantes. Y las cadenas especialistas de perfumería registraron un descenso del 23% versus el mismo periodo de 2019

En concreto, entre enero y octubre de 2020 el Gran Consumo registró un crecimiento acumulado del 6,8%, provocado en buena parte por el incremento del consumo en el hogar. Sin embargo, las categorías vinculadas a los sectores más afectados por las restricciones, como la hostelería y las cadenas especialistas, han vivido un año especialmente difícil. En el primero, las bebidas registraron una caída del 42% en su volumen de ventas a causa de las medidas de restricción que afectaron a bares y restaurantes. Y en el segundo, las cadenas especialistas de perfumería registraron un descenso del 23% versus el mismo periodo de 2019.  

De cumplirse la hipótesis de control de la pandemia a mitad de 2021, son precisamente las categorías más afectadas durante este año las que tendrían un crecimiento mayor. Es el caso de la perfumería, que registrará un aumento de ventas superior a la media del sector, pero sin llegar a recuperar lo perdido en 2020. Por otra parte, productos como los refrigerados y los congelados se están mostrando más resilientes a los vaivenes provocados por la pandemia y mantendrán la tendencia alcista de los últimos años.
 
Damiel ha avanzado a las empresas que 2021 seguirá siendo un año de incertidumbres y que, tal y como pasó en 2020, la logística volverá a ser la clave estratégica para adaptarse a cualquier escenario y mantener la excelente capacidad de respuesta que toda la cadena de valor ha demostrado durante toda la pandemia. “Adaptabilidad y resiliencia serán las dos palabras clave para 2021”.
 
La directiva de Nielsen también ha remarcado que la digitalización y el comercio online son ya imprescindibles para que las empresas del Gran Consumo sean competitivas, y ha considerado necesario “entender y anticiparse a los nuevos hábitos de consumo y las tendencias que crecen, como la salud y la sostenibilidad”.