Burger King España ha finalizado su proceso de refranquicia en el mercado español, según el cual los últimos 19 restaurantes que la compañía mantenía en propiedad en el país, todos ellos en Madrid, pasan a manos de Quick Meals Ibérica, que se convierte en su mayor franquiciado con 100 locales. La compañía ha suscrito un conjunto de acuerdos con los que refuerza sus relaciones con tres franquicias para poner en marcha un plan de expansión de cara a los próximos cinco años. Quick Meals Ibérica, Megafood y KAM Consulting se convierten, así, en los socios de la compañía en España para este proyecto empresarial y se encargarán del desarrollo de restaurantes Burger King en España.

De esta manera, Quick Meals Ibérica poseerá los derechos de desarrollo de la marca en las zonas centro y este del país, lo que incluye regiones como Madrid, Comunidad Valenciana y Cataluña. Por su parte, Megafood se encargará desarrollar la enseña en Andalucía, Canarias, Extremadura, Ceuta y Melilla mientras que en la zona norte será KAM Consulting. "La estructura, excelencia operacional y el 'know how' de estas compañías es una gran garantía para nuestro proyecto de expansión en España", señala Leo León, vicepresidente y director general de la División Mediterránea del Grupo Burger King Worldwide.

Estos acuerdos permitirán a la marca Burger King incrementar el negocio en España con la apertura de más de 200 restaurantes en los próximos cinco años. Además, supondrá la creación de más de 5.000 nuevos puestos de trabajo en toda la geografía española, que se suman a los más de 14.000 que ya genera la compañía a día de hoy.