El mercado de pasta sigue cosechando buenos resultados. Tras un 2017 en el que cambió la dinámica, principalmente en la pasta seca que frenó su caída, el pasado ejercicio confirma la recuperación y estabilidad de este subsegmento y del crecimiento imparable de la pasta fresca.

De acuerdo con los datos facilitados por la consultora Nielsen, que analiza las ventas de los establecimientos de libreservicio con más de 100 m2, para el TAM de cierre de 2018, el sector de pasta incrementó su volumen un 0,83% y su valor un 1,62%, hasta llegar a los 198,2 millones de kilogramos y los  376,1 millones de euros.

El sector de la pasta continúa un ejercicio más con energía. Ambas categorías, pasta seca y fresca, presentan evoluciones positivas

La pasta seca siguió con evoluciones positivas, tras años de decrecimientos, tanto en volumen (+0,6%) como en valor (+0,96%), alcanzando los 188,4 millones de kilogramos y los 301,3 millones de euros. Por su parte, la pasta fresca continuó con su velocidad de crucero de los últimos cursos con alzas del 5,51% en volumen y del 4,49% en valor, sumando los 9,75 millones de kilogramos y los 71,8 millones de euros.

Igualmente, el Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación (MAPA), que estudia el consumo alimentario en hogares y establecimientos de restauración comercial y social en España, certificó los buenos resultados de las pastas en el acumulado de julio de 2017 a junio de 2018. Así, se produjeron un total de 189,7 millones de kilogramos (+4,57%) de pastas, que alcanzaron los 360,4 millones de euros (+5,45%). Interesante resaltar el alza del consumo per cápita anual. Este creció en un 2,72%, pasando de 4,04 a 4,15 kilos por persona.

Si se analizan los datos de las pastas alimenticias, estas también experimentaron crecimientos conforme al MAPA, produciendo 186,5 millones de kilos (+4,52%) y 342,5 millones de euros (+5,26%). Las pastas alimenticias frescas tuvieron una evolución de doble dígito, con un volumen de 11,8 millones de kilos (+13,1%) y un valor de 80,4 millones de euros (+13,55%). Por su parte, se fabricaron 174,7 millones de kilogramos (+3,98%) de pastas alimenticias secas, con un valor de 262,1 millones de euros (+2,95%).

Asimismo, la consultora Euromonitor International ratifica el buen momento del mercado de pastas. La compañía de análisis cifra el mercado español de pasta en 408 millones de euros (+2,7%). Por categorías la pasta seca “conserva la mayor parte del mercado con un valor de 313,6 millones de euros, pero la pasta fresca es la que más crecimiento logró en 2018, con una subida del 7%, hasta alcanzar los 94,3 millones de euros”, indican desde la consultora.

Las empresas para dar valor al sector trabajan en propuestas basadas en la salud, la conveniencia, el valor añadido, lo gourmet y premium

Las razones que esgrimen los expertos consultados en este informe para el buen comportamiento del mercado de pasta se centran en la ampliación de gamas, fruto de la innovación de los fabricantes, y la introducción de variedades con valor añadido. También, las empresas tratan de cubrir las necesidades de los consumidores apostando por gamas free-from, es decir, sin gluten, sin huevo y con ingredientes funcionales.

Aparte de la salud, las compañías buscan en sus nuevas propuestas la conveniencia, el fácil de cocinar y de consumir en cualquier lugar, sin apenas esfuerzo.

Por último, los nuevos sabores, principalmente en pasta fresca rellena, cada vez más elaborados, apoyándose en el eje gourmet y premium están aportando crecimientos importantes en la categoría, siempre teniendo en cuenta el driver salud, la calidad y la diferenciación.

La pasta seca se estabiliza

2017 fue el ejercicio en el que cambió la dinámica de la pasta seca, ya que se produjeron crecimientos en la categoría. Por su parte, 2018 fue el curso de la estabilidad en este segmento al cosechar un volumen de ventas de 188,4 millones de kilos (+0,6%) y de 301,3 millones de euros (+0,96%), según indica el TAM 52 de 2018 de Nielsen. Dentro de este sector, la categoría que mejor comportamiento tuvo fue la de pasta seca eco/bio, con incrementos del 32,78% en valor (5,8 millones de euros) y del 25,8% en volumen (1,8 millones de kilos). A continuación, consiguieron las mayores subidas: la pasta seca healthy, con crecimientos en ventas del 27,81% (11,8 millones de euros) y del 22,4% (5,24 millones de kilos) y la pasta seca convenience, con aumentos del 16,26% en valor (1,37 millones de euros) y de 19,01% en volumen (121 mil kilogramos).

La pasta seca creció en valor un 0,96% y la fresca un 4,49%, según datos de Nielsen

En el lado negativo, los subsegmentos con mayores decrecimientos fueron el de pasta seca gourmet, con bajadas de más del -10% en valor y volumen, y la de pasta seca huevo, con descensos del -7,7% en valor y del -8,97% en volumen.

En cambio, la categoría que registró las mayores ventas, tanto en valor como en volumen, fue la de pasta seca clásica, con una cuota en valor del 60,8% (183,18 millones de euros) y del 75% en volumen (141,33 millones de kilogramos). A gran distancia se colocó la pasta seca ensalada, con una cuota del 10,63% (32 millones de euros) y del 10,3% (19,4 millones de kilos) en valor y volumen, respectivamente.

La fresca, rápido crecimiento

La pasta fresca continúa con los buenos resultados de ejercicios anteriores. Para el periodo TAM semana 52 de 2018, la consultora Nielsen sitúa a este sector con unas ventas en valor de 71,79 millones de euros (+4,49%) y en volumen de 9,75 millones de kilos (+5,51%). Los gnochi fueron los que más incrementaron las ventas en valor, con un 10,53% (4,65 millones de euros) y la producción, con un 12,32% (1,46 millones de kilos). La pasta fresca rellena consiguió un alza en ventas del 5,59% en valor (61,26 millones de euros) y del 7% en volumen (7,17 millones de kilogramos).

En el lado negativo, se colocó el sector de la pasta fresca no rellena, con descensos del -9,28% en ventas (5,88 millones de euros) y del -9,67% (1,12 millones de kilogramos).

Un sector en alza

Se prevé que la evolución del mercado de pastas sea positiva en los próximos ejercicios. Así en el periodo 2018-2023, Euromonitor International vaticina que la categoría tendrá una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) del 3,7% “afectando positivamente tanto a la pasta seca como fresca. Esta última seguirá incrementando su penetración con un CAGR del 6,1% en los próximos cinco años”, afirman desde la empresa de análisis.

Para explicar este comportamiento, desde la consultora afirman que “la búsqueda de la conveniencia y la salud por parte de los consumidores será un factor clave del alza de este mercado y las empresas buscan novedades enfocadas a cumplir con esas necesidades”.

Desde Nielsen pronostican a corto plazo “pocos cambios en las tendencias de estos mercados, con crecimientos moderados en pasta seca, probablemente apoyados en valorizar la categoría, y crecimientos similares a los actuales en pasta fresca”.

Los súper reinan en la pasta

Conforme a los datos proporcionados por Kantar Worldpanel referidos al TAM2 de 2018, los establecimientos preferidos para la compra de pastas alimenticias fueron los supermercados y autoservicios, con una cuota del 55,7%. Le siguieron, a gran distancia, los hipermercados que aglutinaron el 20% de compras en valor. Ya en tercera posición se colocaron los discount, con un 18,1%.

Igualmente, los súper fueron la opción más elegida para adquirir pasta seca y fresca, con un 57,4 y 50,2%, respectivamente. A continuación, se situaron los hipermercados, con una porción de mercado del 18,8% para la pasta seca y del 23,9% para la pasta fresca.

Crece la penetración en pasta fresca

El número de compradores de pastas alimenticias en el periodo TAM2 de 2018 de la consultora Kantar se mantuvo prácticamente con una evolución plana. Según los datos proporcionados por la citada empresa de investigación 17,1 millones de consumidores adquirieron durante el periodo analizado esta clase de pastas, con un crecimiento del 0,1% en evolución de penetración.

Estos compradores aumentaron el gasto medio por compra hasta los 20,28 euros en pastas alimenticias (+4,9%), 15,68 euros en pastas secas (+2,6%) y 13,26 euros en pastas frescas (+5,5%).

También plano fue el incremento en pasta seca, con 16,9 millones de compradores y un desarrollo en penetración del 0,1%. Sin embargo, los mejores resultados se encontraron en la pasta fresca. Este segmento obtuvo una subida en el porcentaje de evolución de penetración del 7,4% y un total de 6 millones de consumidores decidieron adquirir esta clase de productos.

En cuanto a frecuencia de compra o actos de compra para estos artículos también hay incrementos. En pastas alimenticias hubo una media de 12,33 actos de compra (+4,4%), con un gasto por acto de 1,64 euros (0%). Ya en pastas secas los actos de compra llegaron a los 11,02 (+3,38%) y en pastas frescas a los 4,62 (+4,76%), con un gasto por acto de 1,42 (-0,7%) y 2,87 euros (+0,7%).

Cataluña, la zona donde más se gasta en pastas

Cataluña es la comunidad autónoma donde el gasto per cápita en pastas es más elevado, con 12,22 euros por habitante, según indican los datos del Panel de Consumo Alimentario del MAPA en el acumulado julio 2017-junio 2018. Le siguen Baleares, con 10,88 euros por persona, y en tercera posición se sitúa Galicia, con 8,67 euros por persona.

En el lado opuesto, la región con menor gasto en esta categoría es Extremadura, con solo 4,86 euros por habitante. A continuación, como la segunda zona que menos desembolsa per cápita se encuentra La Rioja, con 4,88 euros por persona, mientras que la tercera es Castilla-La Mancha, con 5,64 euros por habitante.

En cuanto a participación en el mercado en valor, Euromonitor International certifica que la marca que más cuota tuvo, en el pasado ejercicio, fue Hacendado. La enseña de Mercadona contó con el 24,1% de participación en este segmento. Le siguió de cerca Pastas Gallo, con el 23,5% y en tercera posición, a gran distancia, encontramos a Giovanni Rana, con el 10,3%.

Puede leer el informe de mercado completo en el nº 1652 de la revista ARAL.