AMDPress.- La división española del grupo holandés Budelpack, encabezada por su filial Budelpack Ibérica, de Sant Just Desvern (Barcelona) y especializada en la fabricación y envasado para las industrias de perfumería, cosmética, hogar y alimentación, cerró el ejercicio de 2001 con unas ventas de 63 millones de euros, cantidad que espera incrementar por encima del 5% en. 2002.

Budelpack Ibérica agrupa las actividades de Budelpack Talavera, creada para la explotación de la planta de Talavera, en la que la importancia como cliente de Unilever es grande pero se está reduciendo con la incorporación de trabajos para clientes como Beiersdorf; Budelpack Sant Just, que explota la planta de Sant Just Dervern, comprada en enero de 2001 a Sara Lee y cuya actividad representó el 34% de las ventas totales en España y en la que el peso de Sara Lee-Cruz Verde, ya ha sido muy recortado con clientes como Antonio Puig y Myrurgia, Colomer Beauty (Revlon) y Henkel, entre otros; y Budelpack Alcalá, con instalaciones en Alcalá de Henares (Madrid), que aportó el 17% sobre las ventas totales en 2001 y envasa productos ensobrados, toallitas, ceras depilatorias, etc., para clientes como Stafford Miller, GSK y Johnson & Johnson. El grupo emplea a una media anual de más de 300 trabajadores.