AMDPress.- La Junta General Ordinaria y Extraordinaria de Accionistas deInditex , celebrada el pasado viernes 10 de julio en su sede de Arteixo, (La Coruña) acordó el último reparto de 809.790 acciones entre sus empleados; el reparto de dividendos entre los accionistas del grupo, la designación de KPMG como auditor y una nueva ampliación de capital.

La distribución de las últimas acciones entre los 17.000 trabajadores se hará efectiva el próximo mes de septiembre y corresponde a la remesa existente que quedó tras la repartición de 3,5 millones de títulos internas realizada el año pasado. En esta ocasión, el reparto será lineal sin tener en cuenta la antiguedad del empleado y pondrá fin al reparto de acciones. La elección del mes de septiembre es para evitar que los titulares tengan que tributar por ellas durante este ejercicio fiscal y, de esta forma, se les acumulen con las recibidas en el 2001.

Asimismo, la Junta reunida el viernes aprobó una distribución de dividendos con una retribución bruta de 0,11 euros por acción pertenecientes al ejercicio pasado. Su pago se hará efectivo a partir del día 26 de julio. Además, la Junta autorizó al Consejo de Administración la ampliación de capital social en una o varias veces.