L'Oréal ha inaugurado un nuevo centro de investigación e innovación para estudiar las características del cabello y la piel africana así como las rutinas y expectativas de belleza de estos consumidores. El nuevo centro, situado en Sudáfrica y que se convierte en el séptimo polo de I D i en el mundo, cuenta con equipos de desarrollo de producto, de evaluación y de investigación avanzada y dará empleo a científicos de distintas áreas de la química, ingeniería, fisiología, cosmetología y bioquímica.

"El África subsahariana es una de las zonas de mayor crecimiento para L'Oréal. Nuestro nuevo polo de I D i en Sudáfrica nos permitirá crear los productos de belleza del futuro para nuestros consumidores africanos. Todo ello mientras nos inspiramos en los distintos rituales de belleza y necesidades de nuestros consumidores en el continente", explica Alexandre Popoff, vicepresidente ejecutivo de Europa del Este, Oriente Medio y África.

Por otro lado, Laurent Attal, vicepresidente de Investigación e Innovación del Grupo, añade: "Con la apertura de este nuevo centro encabezamos la investigación de L'Oréal en el continente africano y mostramos nuestra determinación de ir más allá en innovación para el mercado de belleza africano. Nuestras encuestas a consumidores realizadas desde 2010 y nuestros estudios en profundidad de la piel y el cabello desde 2000, nos hizo tener un conocimiento de base para el desarrollo de productos adaptados a los consumidores africanos. Ahora empezamos con el cabello aunque nuestras ambiciones van más allá para cubrir las categorías de cuerpo, higiene, cuidado de la piel y maquillaje".

El nuevo Centro cooperará con el ecosistema científico africano, universidades, dermatólogos, centros de biodiversidad y también con los peluqueros. L'Oréal ya ha contribuido con innovaciones clave de belleza para los consumidores africanos. Por ejemplo, el equipo de marcas de belleza africanas ha llevado al mercado la tecnología de aceite negro para la coloración del cabello, los alisadores, así como rutinas para perfeccionar la piel. Además, los productos de maquillaje se han adaptado completamente a los tonos de piel africanos y ya se ofrecen a los consumidores subsaharianos.