AMDPress.- La planta francesa adquirida al grupo Unilever, y cuya compra es efectiva desde el mes de enero de este año, ha supuesto un importante repunte al grupo Bilore, como lo muestra el hecho de que en estos nueve meses la facturación de la firma española han crecido un 52,5%, hasta los 95 millones de euros (15.776 millones de pesetas). Además, según apuntan fuentes de la compañía, desde que son propietarios de esta planta para la fabricación de detergentes, Bilore ha incrementado su producción en un 38,7%, hasta las 159.746 toneladas.

A partir de esta compra, la compañía prevé consolidar su crecimiento, y extender aún más sus actividades en el norte de Europa y al mercado global, con el claro objetivo de convertirse en el líder mundial de detergentes para marcas de distribución.