AMDPress.- La producción de la industria papelera española volvió a crecer en 2001 un 7,7% (en 2000 ya había crecido un 7,4%), situándose en la cifra récord de 5,13 millones de toneladas, según los datos aportados en la Asamblea General de Aspapel. Por tipos de papeles los crecimientos fueron del 10,6% en papeles para cartón ondulado; un 9,6% en papel prensa; un 8,4% en papeles higiénicos y sanitarios; un 7,7% en papeles de impresión y escritura y 6,9% en papeles especiales. Del consumo nacional de papel y cartón (situado en 2000 en 6,82 millones de toneladas) casi el 50% corresponde a los destinados a envases y embalajes.

El crecimiento de la producción española contrastó en 2001 con la caídas de las producciones de Europa (-2,5%), EE.UU. (-5,8%), Canadá (-5,2%) y Japón (-5,2%), y refleja una progresión que ha corrido paralela al fuerte ritmo de las inversiones en infraestructura industrial de los últimos tres años, estimada en 360 millones de euros (se cifró en 420 millones euros para el periodo 1998-2000).