AMDPress.- El grupo químico-textil La Seda de Barcelona obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio antes de impuestos de 1,891 millones de euros, lo que supone un descenso del 11,51% respecto al mismo período de 2002, según informó la compañía.

La facturación del grupo se situó en 63,067 millones de euros, lo que representa un incremento interanual del 2,3%. El volumen de ventas alcanzó las 75.593 toneladas, con un aumento del 2,8% respecto al primer trimestre del ejercicio anterior. Por otra parte, el cash flow (beneficio antes de amortizaciones) fue de 5,239 millones de euros, frente a los 5,281 millones de hace un año.

La compañía resaltó a través de un comunicado que ha conseguido este resultado “a pesar de la incertidumbre general de los precios a lo largo del trimestre en el sector químico, como consecuencia de los acontecimientos internacionales, y que ha desembocado al final en un sustancial aumento de los costes de materia prima”.