AMDPress.- McLane España ha conseguido una facturación de 188,3 millones de euros en 2003, lo que representa un incremento del 12% respecto al año anterior. La compañía ha gestionado más de 80 millones de kilos, un 14% más que en 2002.

Por sectores, el de Conveniencia, en el que McLane es líder del mercado, ha experimentado un aumento del 29% en su volumen de negocio, alcanzando los 53, 55 millones de euros. Mientras que en el área de restauración McLane, que alcanzó una facturación de 127,31 millones de euros, gestionó más de 61 millones de kilos, un 11% más que en el último año. Por último, en tabaco la facturación ha ascendido a 7,40 millones de euros, un 8% más que en 2002.

Este crecimiento ha venido acompañado de un aumento del 10 % en el número de referencias gestionadas alcanzando las 8.362. Asimismo, durante este año, McLane ha incorporado a su cartera de clientes a las petroleras Galp y ERG y las cadenas de restauración Dehesa de Santamaría y Sr. Patata.

McLane España ha reforzado durante el último año su posición en el mercado de Conveniencia, compuesto por las tiendas 24 horas, tiendas de estaciones de servicio y soluciones de vending. El operador distribuye a más de 2.000 puntos de venta y cuenta con más de 14 grupos petrolíferos entre sus clientes.

Según del Director General de McLane España, Pedro Giménez, “el incremento que hemos experimentado en este último año nos sitúa como una de las compañías más sólidas del sector. Asimismo, nuestra experiencia en los tres mercados en los que operamos y la de nuestros socios en Europa nos permiten afrontar el futuro con confianza.”

La compañía está participada en un 70% por Lekkerland Tobaccoland, distribuidor europeo a tiendas de conveniencia y mayorista de tabaco del continente y en un 30% por EBF.