AMDPress.- Tras unos años de aparente estancamiento, con ventas situadas en torno a los 3,60 millones de euros, la empresa Omnipack, con sede en Sant Andreu de la Barca (Barcelona) y dedicada a la fabricación e impresión de etiquetas en papel y plástico, ha conseguido superar esa inercia en 2001, obteniendo unas ventas de 4,8 millones de euros, progresión que mantendrá en 2002 al situar su previsión de negocio en unos seis millones de euros.