Más de las tres cuartas partes de los 6.000 consumidores de 12 países diferentes afirman que la percepción de un envase respetuoso con el medioambiente les influye a la hora de elegir una marca de bebida, según una encuesta mundial, llevada a cabo este año por Tetra Pak. La misma desvela un creciente interés entre los consumidores por productos que cumplen con las exigencias medioambientales. Sobre sus hábitos de compra recientes, dos tercios admitieron que habían adquirido productos respetuosos con el medio ambiente, aún teniendo un coste más alto, mientras que un número similar habían evitado marcas o productos específicos por problemas medioambientales.

De los 12 países participantes, la encuesta desveló que en los países en desarrollo como China, Turquía, Brasil e India, los factores medioambientales influían mucho más en la elección de la marca de bebida que en países desarrollados como Reino Unido, Estados Unidos o Japón. Y así, en India, China y Turquía, más del 60% de los encuestados afirmaron que siempre buscaban información medioambiental en las bebidas adquiridas, en comparación con menos del 25% en Estados Unidos, Reino Unido y Japón.

Al mismo tiempo, una encuesta paralela realizada entre los fabricantes de la industria alimentaria, mostró que la mayoría de ellos habían incluido el medioambiente como parte de su estrategia de negocio. Más de la mitad utiliza en la actualidad materias primas que provienen de fuentes gestionadas de forma responsable, al mismo tiempo que consideran las materias primas renovables un elemento clave en la diferenciación de un producto.

"Los consumidores esperan que actualmente las empresas se impliquen más con el medio ambiente , y con mayor frecuencia comprueban la información sobre un producto antes de comprarlo. Como socio de la industria láctea y de bebidas, Tetra Pak se ha comprometido a ayudar a sus clientes a cumplir con las expectativas del consumidor examinando todo el ciclo de vida del producto ", afirma Mario Abreu, vicepresidente de Medio Ambiente de Tetra Pak. "Esto incluye: la obtención de materias primas de manera responsable, la mejora continua de la eficiencia energética en las líneas de proceso y llenado, el diseño de productos que utilizan más materias primas renovables y permiten un reciclaje más fácil, y la prestación de servicios especializados para ayudar a los clientes a reducir el impacto medioambiental en sus propias operaciones".