AMDPress.- Los distribuidores y proveedores españoles pierden anualmente 833 millones de euros a causa de los problemas de existencia y reposición, que además provocan una pérdida de imagen del detallista ante el consumidor. Esta es una de las conclusiones de un estudio de Aecoc dado a conocer hoy en Zaragoza con motivo de su Congreso y realizado por José Luis Nueno, profesor del IESE.

La falta de presencia de existencias en la tienda representa un 1,58% del volumen de venta de los distribuidores y un 6% de los proveedores, lo que confirma que las roturas de stock son un problema compartido. Los artículos que más suelen faltar en los estantes de los comercios son los pañales y celulosas (8%), seguidos de los yogures (7%), chocolates y detergentes (5%). Muy por debajo de estos niveles se situarían los artículos de cuidado personal (0,28%), cosmética, detergentes y suavizantes (1%).

El consumidor se muestra más contrariado cuando no encuentra el producto de panadería que estaba buscando. En este caso, más del 80% de los usuarios se declara molesto, fundamentalmente porque ha perdido el tiempo, va a tener que cambiar de planes o simplemente se ve obligado a cambiar de producto. El nivel de contrariedad es también superior al 80% en textil hogar y cuidado personal. En último lugar, los congelados provocan esta reacción en el 45% de los consumidores.