El grupo catalán Agrolimen se encuentra en negociaciones con Congelats Reunits, propietaria de la cadena especializada en la distribución de congelados La Sirena, para hacerse con el 50% de ésta. Según Gema Cernuda, responsable de comunicación de La Sirena, "las negociaciones están muy avanzadas y esperamos que en un plazo de dos semanas la operación este cerrada". El capital de Congelats Reunits, líder del mercado español de venta detallista de congelados,, se lo reparten las familias González Soler y Cernuda Canelles. La Sirena explota actualmente 73 establecimientos y en 1999 su facturación se situó en 11.800 millones de pesetas, tras registrar un crecimiento de un 130% en los últimos cinco años.