Aral Digital.- El grupo de distribución francés Auchan, propietario en España de las cadenas Alcampo y Sabeco, ha facturado 42.492 millones de euros en 2010, que representa un 7,1% más en comparación con los 39.672 millones de euros del ejercicio anterior, “gracias en parte al incremento de los precios del petróleo y al efecto favorable del cambio de divisa”, explica el operador.

El beneficio neto del grupo ha alcanzado en 2010 los 705 millones de euros, lo que supone un 6,7% más respecto a los datos del curso anterior (661 millones), tal y como indica la empresa en un comunicado.

Por regiones, las ventas han aumentado un 3% en Francia, un 1,1% en la división que engloba al resto de países occidentales europeos donde opera (España, Italia, Portugal y Luxemburgo) y un 22,7% en Europa Central y Oriental (Polonia, Hungría, Rumanía, Rusia y Ucrania) y Asia (China y Taiwán), donde se ha concentrado gran parte de la expansión del grupo este año.

En lo que a su red comercial se refiere, al cierre de 2010, Auchan contaba con 559 hipermercados en 12 países, 44 más que el año anterior. El pasado ejercicio estos establecimientos han elevado sus ventas un 7,9%, hasta 34.200 millones de euros, lo que representa el 80% de la facturación total del grupo.

Por su parte, el parque de supermercados del grupo, formada por 748 establecimientos en cinco países, nueve más que en 2009, ha registrado ventas por valor de 6.900 millones de euros, lo que supone un aumento del 4% respecto al año anterior. Respecto a las tiendas Simply Market, Auchan destaca que el modelo se ha “estabilizado” en los tres países donde opera (Francia, Italia y España) y la red se ha “consolidado” con la apertura de 19 establecimientos y el cierre o venta de otros 30.

Vianney Mulliez, presidente del Consejo de Administración de Auchan, ha destacado que 2010 se ha caracterizado “por el buen comportamiento del negocio en sus tres principales mercados, Francia, Rusia y China”, lo que ayudó a impulsar el crecimiento de los ingresos, “junto a la evolución registrada en Europa del Este”. Asimismo, Mulliez ha señalado que la reducción “significativa” de su endeudamiento registrada en 2010 le ha permitido entrar en 2011 en una posición “sólida”. “La previsión para este año no obstante sigue siendo más positiva para los países emergentes que para la eurozona”, ha indicado.