El grupo catalán Caprabo ha entrado por vez primera en la Comunidad de Valencia con la apertura de una mediana superficie de unos 1.200 metros cuadrados en el municipio alicantino de Alfaz del Pí. La inauguración de este local, que contará con una plantilla de 60 trabajadores y un aparcamiento con capacidad para 300 vehículos, supone el inicio de un plan estratégico de la firma barcelonesa dirigido a entrar en autonomías donde todavía no está implantada.