AMDPress.- Los socios trabajadores de Consum cobrarán un salario mínimo mensual de 1.035 euros, lo que supone un aumento del 18% con respecto a 2004. Esta cifra se verá de nuevo incrementada el año próximo en un 8% más. Asimismo, los socios trabajadores tendrán derecho a participar en la distribución de más del 75% de los beneficios anuales.

En este sentido, la cooperativa ha establecido una medida pionera en el ámbito del asociacionismo, puesto que un 25% de esta cantidad la podrán percibir por primera vez en metálico. Anteriormente, esta cuantía pasaba al completo a formar parte de un fondo que el socio recibía una vez finalizada su relación laboral con Consum. Por ello, la iniciativa ha conllevado, incluso, que la cooperativa modifique sus estatutos. Además, el conjunto de ventajas laborales para los trabajadores se completa con una jornada laboral anual inferior a 40 horas semanales de media y el disfrute de cinco semanas de vacaciones.

Por otra parte, Consum ha establecido la jornada laboral continua en todas las plataformas de distribución y se está extendiendo paulatinamente a todos sus supermercados de la red comercial. En este sentido, la cooperativa también ha desarrollado un protocolo de protección del embarazo, donde se contempla el cambio de funciones cuando éstas puedan suponer un riesgo. Si esto no fuera posible, la trabajadora puede acogerse a la licencia de riesgo durante el embarazo, cobrando el 100% de su salario.

Consum ha cerrado el ejercicio 2005 con una plantilla de 5.870 personas, lo que supone la creación de más de 420 nuevos puestos de trabajo estables. De ellos, el 95% son trabajadores socios y fijos. El 77% de la plantilla son mujeres y la media de edad es de 33 años. Además, la cooperativa ha desarrollado en 2005 más de 450 acciones formativas, en las que se han invertido cerca de 72.000 horas y que han contado con más de 10.300 participantes.