La compañía Monsanto ha anunciado que ha conseguido descifrar, en colaboración con la Universidad de Washington, el código genético del arroz, el primer genoma de una planta cultivada descrito con éste detalle, y cuyos datos estarán a disposición de los investigadores públicos de todo el mundo. El acceso a estos datos proporcionará a los países y centros de investigación la capacidad de acelerar el desarrollo de variedades mejoradas del arroz, con mayor poder nutritivo y que precisen menos recursos naturales, incluyendo suelo, agua y una menor dependencia de los productos químicos. Los datos obtenidos, además, son de gran utilidad como modelo aplicable para entender y acelerar el conocimiento de la estructura genómica de otras gramíneas como el maíz, el trigo, el sorgo o el mijo, plantas que constituyen casi el 70% del suministro mundial de alimentos.