Aral Digital.- DinoSol ha reducido el impacto de sus emisiones de CO2 más de media tonelada, o, lo que es lo mismo, han conseguido ahorrar la contaminación de 265 coches circulando todo un año. Con esta reducción el grupo de distribución ha ahorrado además dos millones de euros en su factura eléctrica.

Este descenso se ha producido gracias a la instalación de 122 baterías de condensadores de Aener Energía, que funcionan a través de energía reactiva capacitiva y anulan la inductiva, que es la que se penaliza en las facturas eléctricas.

Para DinoSol, el medioambiente, su cuidado y protección, “han sido siempre una de sus máximas”. Este proyecto de la cadena se ha llevado a cabo en dos fases; en la primera se instalaron 68 de las 122 baterías de condensadores; en la segunda fase, las 54 restantes. Además, en la actualidad se está llevando a cabo una tercera, pendiente de ejecución, con la que se incrementará aún más el ahorro económico y de emisiones de CO2.