AMDPress.- El Servicio de Defensa de la Competencia, del Ministerio de Economía, ha autorizado la adquisición por parte de El Corte Inglés de los nueve centros de Marks & Spencer en España, ya que considera que la compra de las tiendas eleva solamente un 1% su cuota en el mercado textil nacional y ello no impide la competencia en este área comercial. Por su parte, El Corte Inglés, que controlaba antes de esta operación entre el 12% y el 13% del mercado textil español, se ha comprometido a dedicar los centros adquiridos únicamente al comercio textil.

Como es sabido, el pasado día 2 de noviembre El Corte Inglés cerró la compra de los nueve centros de Marks & Spencer (cuatro de ellos están en Madrid y su provincia, dos en Barcelona, y los otros tres en Bilbao, Sevilla y Valencia) por un montante de 150,25 millones de euros (25.000 millones de pesetas) y el compromio de asumir los 600 trabajadores que en ese momento tenían como plantilla, ya que 150 empleados habían pactado previamente con la firma de origen británico su salida de la empresa.

El Corte Inglés, que ha previsto abrir estas tiendas para Navidad, pugna también con hacerse con los dos centros que Marks & Spencer tiene en Portugal, país en el que acaba de abrir su primer centro propio.