Pescanova ha obtenido el visto bueno por parte del Ministerio de Economía para completar la adquisición del 51% del capital de Pescafina, al no haber encontrado el Servicio de Defensa de la Competencia ningún indicio de posición dominante en la operación que pudiera obstaculizar el libre mercado. El grupo gallego llegó el pasado mes de mayo a un acuerdo con la banca acreedora (BNP, BSCH, Rabobank y Banesto, entre otros) para adquirir por 2.500 millones de pesetas a Pescafina, compañía que arrastraba una suspensión de pagos desde 1998 por los problemas de su empresa matriz, Transafrica.