Colomer Group, compañía de reciente creación perteneciente a la familia Colomer y a CVC Capital Partners, ha llegado a un acuerdo con el fabricante estadounidense de cosméticos Revlon para comprarle su negocio internacional de productos profesionales de peluquería y belleza por 54.600 millones de pesetas. La operación, que se cerrará a primeros de marzo, y que todavía está sujeta a la aprobación por parte de las autoridades, incluye además un acuerdo para la distribución en España y Portugal de los productos de Revlon. La nueva compañía, tendrá su sede central en Barcelona y estará presente, entre otros países, en Estados Unidos, Canadá, España, Portugal, Italia, Francia, Reino Unido, Sudáfrica, Japón, México, Argentina y Corea. Para Carlos Colomer, consejero delegado de la nueva compañía, "esta operación supone la vuelta al emprendedor mundo de la peluquería de una serie de empresas familiares que se identifican con el sector". La firma estadounidense de cosméticos, tras la caída de sus beneficios en 1998 de un 25%, debido a la crisis del Sudeste Asiático y Latinoamérica, anunció en el pasado ejercicio su intención de suprimir 1.200 puestos de trabajo y la puesta en venta de una serie de activos, con el objetivo de reducir costes y conseguir liquidez para poder hacer frente a una deuda de 1.700 millones de dólares (cerca de 280.000 millones de pesetas).