AMDPress.- La cadena de distribución Wal-Mart pondrá en marcha un plan a medio plazo para que todas las compras tanto de pescado fresco como congelado que realice cuenten con una etiqueta ecológica y provengan de piscifactorías certificadas por el Consejo de Administración Marítima para el mercado norteamericano.

La empresa ha anunciado que sus proveedores tendrán un plazo de cinco años para adquirir la etiqueta ecológica y de tres años para que lleven a cabo planes y programas para adquirir esta certificación. Además, Wal-Mart está ayudando a las piscifactorías a que pongan en práctica políticas que aseguren que los consumidores puedan adquirir una amplia gama de pescado, sin acabar con el suministro por prácticas de pesca abusivas.

Por otra parte, esta cadena planea abrir 1.500 nuevos establecimientos en Estados Unidos en los próximos años, con lo que incrementará en cerca de un 50% su red actual, formada por 3.200 centros. Aunque la empresa todavía no ha dado a conocer el calendario de aperturas ni la ubicación de los nuevos centros , si ha mostrado su intención de situarlos en zonas en las que aspiran a adquirir presencia, como por ejemplo California.

Durante el año pasado, Wal-Mart abrió 341 establecimientos, mientras que en 2006 preve inaugurar entre 335 y 370, lo que incluye algunos centros de descuentos, 'supercentros' con mayor diversificación en productos alimentarios y pequeños supermercados locales, así como locales con la marca Sam's Club. Los 'supercentros', con 1.980 unidades, son el mayor ámbito de negocio del grupo.