El grupo vasco de distribución Eroski espera incrementar en torno a un 10% su volumen de negocio conjunto en el año 2000. Esto supondría alcanzar los 704.000 millones de pesetas, frente a los 639.919 millones de pesetas que consiguió en 1999. No obstante, debe tenerse en cuenta que esa cantidad incluye, además de la facturación de todas las filiales que componen el grupo (la propia cooperativa Eroski, Consum, Erosmer, Udama, Sofides, etc.), la que obtiene como central de compras para sus socios. Por otra parte, el grupo prevé alcanzar también un crecimiento del 10% en su beneficio neto, es decir, conseguir unos 11.025 millones de pesetas