La empresa catalana Grup Bon Preu ha abierto dos tiendas, con el anagrama Orangutan, que adquirió en septiembre a la cadena Zero, perteneciente al también catalán Miquel Alimentació Grup. Los dos establecimientos están situados en las localidades barcelonesas de Manresa y Cerdanyola del Vallés, y tienen una superficie comercial de 636 y 474 metros cuadrados, respectivamente. Su reapertura ha supuesto una inversión total, para cada una de las plantas, de 6 millones de euros (100 millones de pesetas).

Como es sabido, desde inicio de este año Bon Preu ha realizado, entre otras aperturas, la de la primera gasolinera Barça en Torroella de Montgrí (Gerona), en la que también se ha instalado un mini-mercado de la enseña Bonpreu en el que hay un espacio dedicado a la comercialización de productos del Barça.