Aral Digital.- Hijos de Luis Rodríguez (Supermercados Masymas) mantiene su apuesta por el negocio franquiciado con la puesta en marcha de nuevos establecimientos. Así, la cadena asturiana tiene previsto abrir antes de septiembre un supermercado en la localidad de Villarmarín (León), que tendrá una superficie de ventas de cerca de 450 metros cuadrados y con siete empleados en época estival.

Este centro, que operará bajo la enseña 'M&m', será el segundo que la compañía de distribución instale en la provincia de León en régimen de franquicia. Así, a finales de marzo ya inauguró una tienda 'M&m' en la localidad de Pola de Gordón, que dispone de una sala de ventas de 500 metros cuadrados. Para la segunda mitad del ejercicio, la empresa tiene en cartera la apertura de dos superficies franquiciadas más en la región leonesa.

No obstante, la primera franquicia de Hijos de Luis Rodríguez del año vio la luz en el Principado de Asturias, en el municipio de Morcín. Con una superficie de ventas cercana a los 250 metros cuadrados, el supermercado opera con la enseña 'Minimás'. Junto a esta, la cadena prevé inaugurar un segundo centro franquiciado en territorio asturiano a lo largo de este año.

En la actualidad, el operador con sede en Llanera (Asturias) posee nueve franquicias, ocho de ellas en el Principado y una en León. En concreto, el operador de Masymas cuenta con presencia en Cabañaquinta, Colombres, Infiesto, Sevares, Avilés, Pola de Laviana, Cangas del Narcea y Morcín, en Asturias; y con el de Pola de Gordón en León.