AMDPress.- El 30% del coste de un producto es un problema logístico, pero actualmente falta especialización a este respecto, ya que la logística integral “está en sus inicios prácticos, no teóricos”, según explicó Félix Tobalina, presidente del ICIL (Instituto Catalán para la Investigación Logística), el lunes 22 de septiembre durante la presentación de la oferta formativa de la asociación en Madrid.

Tobalina señaló, además, los cuatro retos de la logística actual, sobre los que se debe reforzar la investigación: conseguir más flexibilidad organizativa, la calidad total, una mayor rapidez de servicio y un aumento de la competitividad.

Respecto a la situación actual de la logística de distribución en concreto, el presidente del Comité Ejecutivo del ICIL, Luis Doménech, explicó que la alternativa que tienen los operadores es “incrementar el volumen, ser fuertes, mover más kilos” con el fin de optimizar las rutas de distribución física. Aseguró que hoy en día los operadores deben bajar su número y tener un volumen más amplio “porque cuanto mayor es el volumen más fácil es resolver el problema. Logista, Danzas y Guipuzcoana lo están haciendo, aunque no hay que fusionar capital, sino fusionar gestión”.

Las empresas tienden cada vez más a la externalización porque “no van a hacer nada que consideren que no les sale rentable” y los que reciben las externalizaciones son los operadores quienes, según Doménech, “deberían aportar conocimiento y tecnología, capacidad para realizar funciones diferentes del transporte (logística inversa y gestión de stocks, por ejemplo), calidad en el servicio y reducción de costes”.