La Asociación Nacional de Empresas de Fabricación Automática de Envases de Vidrio (ANFEVI), que concentra el 98% del sector, ha presentado hoy en Madrid sus resultados consolidados de 1999, cuya facturación ha alcanzado los 89.437 millones de pesetas (533,6 millones de euros), lo que representa un incremento del 1,8% respecto al año anterior y de un 22,5% en los últimos cinco años. Las compañías vidrieras vendieron 5.577 millones de botellas y tarros de vidrio, un 2,5% más que en 1998. Claudio Perales, presidente de ANFEVI , considera que "el incremento de la cifra de negocio de la industria vidriera se debe al excelente dinamismo que registra el sector alimentario español". Asimismo, Perales apuntó que "para el presente ejercicio las empresas que componen la Asociación prevén mantener el ritmo de crecimiento de en torno a un 2,5-3% de crecimiento en volumen". Por otra parte, Claudio Perales, en relación al recién publicado Plan Nacional de Residuos Urbanos (PNRU), lamenta que "su redacción penalice al material que más se ha preocupado de su reciclado y que trabaja desde hace mucho tiempo en la protección del medio ambiente. Pensamos que una ley no puede ser discriminatoria y que la industria del vidrio es maltratada o empujada hacia tasas de reciclado que implican un coste económico excesivo". ANFEVI comparte los mismos objetivos que la Administración en la defensa del entorno, pero desde principios diferentes. Por ello la industria vidriera ha realizado una propuesta concreta ante el PNRU que proyecta el establecimiento de un objetivo de reducción de residuos de envases que afecte por igual a todos los materiales y sectores alimentarios, con un sistema de ponderación que evalúe su contribución al impacto sobre el medio ambiente. En la actualidad existen 60.000 contenedores de reciclado de vidrio que han supuesto una inversión de más de 3.500 millones de pesetas, sin contar el desembolso de las empresas en infraestructuras y nuevas instalaciones para el reciclado. En el pasado ejercicio se recicló más del 40% de los envases de vidrio consumido, un porcentaje que para el año 2004 debería aumentar hasta el 75%, según la legislación.