Los cinco primeros distribuidores alimentarios europeos han doblado en diez años su cuota de mercado, de acuerdo con los datos de un estudio realizado por M M Eurodata. Los franceses Carrefour e Intermarché, los alemanes Metro y Rewe, y el británico Tesco acumularán unas ventas al final de este ejercicio de 226.000 millones de euros (37,6 billones de pesetas), lo que supone una cuota del 26%, frente al 13,8% de cuota de mercado que aglutinaban los cinco primeros grupos del sector en 1990.