AMDPress.- La cadena de distribución Makro Autoservicio Mayorista, filial del grupo alemán Metro y con sede en Madrid, ha realizado una inversión que supera los cinco millones de euros en la remodelación del centro de Bormujos (Sevilla). En concreto, ha ampliado la oferta del mismo y ha renovado todas las secciones, especialmente la de productos frescos y perecederos, que ahora cuentan con nuevas salas equipadas con sistemas más modernos de refrigeración.

En el centro sevillano se ha inaugurado una nueva sala de carnicería, con formatos especiales para los profesionales y una amplia línea de productos envasados al vacío. También se ha mejorado las secciones de pescadería y la de frutas y verduras. Hay que destacar también la mejora realizada en la Bodega, con vinos de todas las denominaciones de origen y con la presencia desde ahora de un sumiller, que aconseja a los clientes sobre todos los aspectos relacionados con el vino.

Como se recordará (ver ARAL Digital núm. 666), Makro alcanzó en el pasado ejercicio unas ventas de 1.060 millones de euros, frente a los 1.026,33 millones que obtuvo en 2001. Sus resultados operacionales fueron de 27,1 millones de euros, es decir un 45,5% más que en el ejercicio anterior.