Rodrigo Rato, vicepresidente segundo y ministro de Economía, ha asegurado que el Gobierno favorece al pequeño comercio y no a las grandes superficies con la ampliación de la libertad de horarios sólo para los primeros.