AMDPress.- El grupo de distribución holandés Royal Ahold ha vendido su filial holandesa de dulces Jasmin, por un precio que no se ha dado a conocer y a través de una M.B.O. (management buy-out), a la propia dirección de la compañía, que a partir de ahora será independiente de Ahold. Con esta transacción, que se cerrará en este segundo trimestre del año, la dirección de Jasmin adquiere cinco tiendas y 137 franquicias especializadas en dulces.

La empresa comprada no cambiará de nombre y conservará los 60 trabajadores de las tiendas, que seguirán ofreciendo su surtido de dulces, golosinas y chocolates.

La venta de Jasmin, propiedad de Ahold desde 1993, se encuadra dentro del plan de reestructuración del grupo de distribución holandés, que está sumido en una crisis provocada por escándalos financieros de sus filiales: US Foodservice infló sus beneficios en 880 millones de dólares; mientras que la también norteamericana Tos Markets, la argentina Disco, la escandinava ICA y la portuguesa Jeronimo Martins han cometido irregularidades financieras.